Miembros del Equipo de Rescate Minero/ Imagen: AGENCIA ATLAS

Javier Collado

Dobuss

El túnel vertical perforado para rescatar a Julén, el niño de dos años que cayó a un pozo en Totalán (Málaga), ha alcanzado el objetivo de los 60 metros. El cambio en la tipología del terreno ha permitido un mayor avance en la prospección que en las horas anteriores.

A continuación se prepara el encamisado o entubado de ese túnel y el relleno, operaciones que según los técnicos, puede oscilar entre 7 y 9 horas, unas tareas que se realizaran de acuerdo a los criterios establecidos por la brigada de salvamento minero desplazada desde Asturias.

Una vez concluida toda esa tarea, los mineros procederán a excavar de forma manual una galería horizontal de unos 4 metros para conectar con el pozo donde está el menor, en lo que pueden emplear unas 24 horas.