Javier Collado

Dobuss

Elena Páez. El Ayuntamiento de Lucena acometerá la pavimentación y dotación de nuevas infraestructuras de la calle Baena con un presupuesto de 374.000 euros, IVA incluido, en una actuación que ya ha salido a licitación y que se financiará con recursos económicos municipales procedentes del remanente de tesorería positivo del año 2017.

El delegado de Obras y Servicios Operativos, José Cantizani, ha explicado esta mañana que esta intervención pretende dar solución a los problemas de hundimientos en la calzada y las aceras existentes actualmente en la calle Baena consecuencia de la ausencia de un firme sólido puesto que esta vía se construyó hace varias décadas sobre los restos de una antigua escombrera. “Esta situación no admitía más demora”, ha reconocido el edil, de ahí que “aunque en el presupuesto no estuviera previsto actuar en esta calle, hayamos apostado por emplear en esta actuación el resto del dinero que aún estaba sin ejecutar del remanente de tesorería”.

Los trabajos previstos en la calle Baena contemplan la renovación de las infraestructuras básicas de alcantarillado, abastecimiento de agua, canalizaciones de alumbrado público, gas y telecomunicaciones. Además, como viene siendo habitual en las obras de mejora del resto de calles, esta intervención acometerá también la solución de problemas de accesibilidad y la colocación de mobiliario urbano y la plantación de árboles con sistema de riego sostenible.

Las empresas interesadas en participar en la licitación de estas obras disponen hasta el 5 de febrero para la presentación de ofertas. El pliego recoge un plazo de ejecución de 4 meses, por lo que desde el Consistorio se confía en tener concluidas esta actuación durante el próximo verano.