Javier Collado

Dobuss

Elena Páez. La Luna, esta próxima madrugada de domingo al lunes, se teñirá de rojo en el que va a ser el único eclipse total que se verá en España hasta al menos mayo de 2022.

Se conocen como «lunas de sangre», ya que la Luna adquiere una tonalidad rojiza, debido a que la atmósfera terrestre filtra todos los componentes de luz blanca solar, y la luz roja es la única que llega al satélite. Es precisamente esta luz roja la que provoca que la luna se vea de ese color rojizo.

Los eclipses lunares se producen cuando la Tierra se coloca entre el Sol y la Luna, bloqueando los rayos solares hacia el satélite. El próximo se conoce como «superluna», es decir, cuando el satélite terrestre se encuentra en su punto más cercano a la Tierra.

En España el fenómeno comenzará a las 03:30, aunque no será visible hasta las 04:30. El máximo se alcanzará a las 05:39, y durará aproximadamente una hora, continuado por una etapa parcial hasta las 07:47.

Factores que interfieran con el eclipse pueden ser las nubes o la contaminación, y pueden provocar que la Luna aparezca con un rojo más oscuro en las ciudades.

El siguiente eclipse con las mismas características que las de este lunes -lunar total- se producirá en noviembre de 2021, aunque no se podrá ver desde nuestro país y habrá que esperar hasta mayo de 2022 para poder ver uno.