Javier Collado

Dobuss

Fuente: Guardia Civil

CBN. Los trabajos para poder llegar al punto del pozo donde podría estar atrapado Julen avanzan ya definitivamente y a pesar de la gran complejidad que ha tenido llegar a este punto, será cuestión de algo más de un día poder por fin contactar con ese espacio del pozo en el que todo el mundo espera encontrar al pequeño de dos años.

No han sido fáciles las últimas horas, en las que ya ha cogido ritmo la perforación, sobre todo porque iniciada la misma,  surgió el obstáculo inesperado de un material muy duro, tipo cuarzo, que llevó a última hora del sábado a tener que sustituir las puntas de la perforadora por otras de mayor fuerza, ralentizando los avances de 1-2 metros/hora a 40 centímetros/hora.

A pesar de ello, y de la lluvia que ha caído en las últimas horas, a primera hora de este domingo se han superado los 35 metros de profundidad, de los 60 marcados como objetivo y al final del día se debería llegar a la cota fijada para iniciar los trabajos de construcción del tunel horizontal que será misión de los expertos mineros asturianos, que con pico, pala, y gran pericia, tratarán de unir las dos verticales, separadas por unos 3-4 metros.

Esta última fase puede suponer unas 15 horas de trabajo, que si no ocurre ningún otro inconveniente, debería permitir acceder al punto objetivo del pozo en el que debe estar Julen a primera hora de la tarde del lunes.