Javier Collado

Dobuss

CBN/CCF. No pudo ser. Pese a intentarlo hasta última hora, el Córdoba no pudo traerse nada positivo de Soria y perdió por 3-2 en un encuentro en el que los blanquiverdes mostraron una buena capacidad de reacción, pero no fue suficiente para sumar en el helado campo de Los Pajaritos.

Optó Curro Torres por Carlos Abad, Loureiro, Quintanilla, Luis Muñoz, Quezada; Vallejo, Blati, Quim Araujo; De las Cuevas, Jaime Romero y Piovaccari.

Comenzó muy intenso el encuentro en Los Pajaritos, con el Córdoba intentando llegar al área rival. Así, a los 10 minutos, Miguel de las Cuevas tiraba de lejos, pero el balón lo detenía Juan Carlos.

Poco después del cuarto de hora, llegaría el primer gol de los locales, con un cabezazo de Dimanká al que no pudo llegar Carlos Abad.

Un par de minutos después, llegaría el segundo de los rojillos, obra de Alain.

Los blanquiverdes seguían intentándolo: un centro de Quezada acababa interceptado por Juan Carlos.

Pero, en los últimos compases de la primera parte, Dimanká marcó el tercero para los locales.

Mucho mejor comenzó la segunda parte. Salieron a morder tras la charla en el vestuario y con un buen centro de Pio por la izquierda entró De las Cuevas al segundo palo para acortar distancias.

Comenzó a mover el banquillo, Curro Torres, sacando a Blati para meter a Andresito. Nada más saltar, el sevillano pegó una volea que obligaba a Juan Carlos a lucirse.

Y a la hora de juego, Piovaccari se aprovechaba de una mala salida de Juan Carlos tras el centro de Quezada para acercarse aún más al rival en el marcador.

Lo sguieron intentando los blanquiverdes, mientras que los numantinos se cerraban atrás para defender el resultado.

Así, Curro Torres cambió a Quim Araujo por Jovanovic. Y, antes del final, a Jaime Romero por Erik Expósito.

Pero nada, pese a intentaralo con todo, el Córdoba no pudo traerse nada positivo de Soria. La próxima jornada, a Alcorcón.