Javier Collado

Dobuss

Adalynn Leary es una niña de dos años que sufre ataques de ansiedad desde que su casa en Alaska fuera golpeada por un terremoto de magnitud 7.0 a finales de 2018. Desde ese momento la región ha sufrido más de 5.000 réplicas, algo que ha afectado seriamente a la niña, que tiene problemas para conciliar el sueño. Sin embargo, hay una manera para que la niña duerma tranquila durante toda la noche: abrazar a Fury, una hembra de pitbull con la que la pequeña tiene una relación muy especial.

«La única manera de que duerma es que Fury esté ahí dentro con ella para protegerla y aliviar su ansiedad. Normalmente duerme en el suelo junto a su cama, pero esa noche ella la llamó para abrazarla», explica el padre de la pequeña, que ha recibido numerosas críticas por dejar que el animal y la niña compartan cama. Las críticas han llegado después de que el hombre publicara un vídeo en el que la niña aparece dormida abrazando a su perro.

Sin embargo el hombre ha respondido a las críticas asegurando que Fury «no es un animal cualquiera». Dice que está de acuerdo en que no hay que dejar a los niños con animales sin supervisión, pero explica que el perro ha recibido un entrenamiento de más de 100 horas y que sabe que su trabajo es «tener a Ady bajo su protección y ser su perro de servicio».

Cutest video EVER. Just A girl tucking in her 100lbs Pitbull best friend and bodyguard for life. If you raise them with love, they only show love. #daughter #pitbull #pit #pitbullsofinstagram #bestfriends #bff #protector

Publicada por Kyle Leary en Domingo, 30 de diciembre de 2018