Imagen: News2- 20 minutos.

Javier Collado

Dobuss

Los trabajos de rescate de Julen del pozo de Totalán se realizan contrarreloj. Estaba previsto que en las últimas horas se hubiera empezado a elaborar el túnel horizontal que permitiera el acceso al niño pero por el momento no han empezado los trabajos. Las dificultades del terreno juegan en contra de los efectivos.

Cuatro máquinas excavadoras han estado trabajando durante toda la noche para sacar a Julen del pozo de Totalán al que cayó el pasado domingo. Aunque los efectivos informaron este miércoles que la idea inicial era la de crear un túnel horizontal y otro paralelo al pozo tanto la tuneladora como los tubos para ‘encamisar’ aún no han subido a la zona del pozo, por lo que por el momento se ha descartado esa opción.

Las dificultades del terreno y la gran longitud a la que ha caído el pequeño de dos años son dos de las grandes dificultades a las que se enfrentan los efectivos de rescate. Este miércoles la delegada del Gobierno confirmaba el hallazgo de pelo del pequeño en el túnel que, según las pruebas de ADN elaboradas, pertenecerá al niño.

José Rosellón, padre de Julen, agradecía el esfuerzo de todas las personas que están colaborando en el rescate de su hijo y se mostraba esperanzado de encontrar al niño con vida. Él y su mujer tienen la «esperanza» de que cuentan con «un ángel» que va a ayudar a que su hijo «salga vivo».