Imagen: Mediaset.

Dobuss

Rosario y su hijo, con discapacidad, por fin duermen en una cama en la habitación de un hotel en Valencia. Hasta ahora lo hacían en un trastero de cinco metros cuadrados, tras haber sido desahuciados. Una asociación y una empresa les pagarán el hotel durante dos semanas.

Esta noche, ella y su hijo discapacitado han dormido en un hotel, en una cama caliente y con un baño en la habitación. Ahí estarán dos semanas. El tiempo que una asociación y una empresa asumirán el coste del hotel.
Durante este tiempo, Rosario, valenciana de 66 años, del barrio de Torrefiel, podrá seguir buscando una alternativa habitacional para ella y su hijo, de 33 años de edad y que sufre una discapacidad del 65% por enfermedad mental.
Hasta ayer, los dos vivían en un trastero de cinco metros cuadrados, debido a que era lo único que podían pagar, unos 50 euros al mes. La ropa y las pertenencias de ambos se apilaban en unos pocos metros cuadrados intransitables. De hecho, ellos dormían en el pasillo.
A Rosario la desahuciaron el pasado mes de octubre. Asegura que los servicios sociales no le han ayudado y que durante todo este tiempo el único apoyo que ha recibido ha sido en un comedor social, donde cada día iba a buscar comida. Ahora, gracias a la solidaridad, su suerte ha cambiado y podrá pasar unos días en un hotel. Esperamos que en ese tiempo, Rosario y su hijo encuentren una vivienda.