Javier Collado

Dobuss

El pasado domingo Gillette publicó un anuncio para llamar a todos los hombres a eliminar de sus vidas aspectos como la masculinidad tóxica, las agresiones sexuales, la homofobia y el acoso escolar. Bajo el lema ‘We Believe’ («Nosotros creemos»), Gillette ha querido mostrar todas estas conductas para denunciarlas.

Así, el spot, exhibe conductas acosadoras en la televisión, a un hombre minimizando la participación de una mujer durante en un entorno de trabajo y a unos niños molestando a otros. Mientras tanto, la voz del narrador sirve como hilo conductor de la crítica: «No podemos escondernos de ello. Ha estado sucediendo demasiado tiempo. No podemos reírnos, haciendo las mismas excusas viejas».

Para concluir con un «porque los niños que están viendo serán los hombres del mañana». Gillette ha explicado que «es hora de que reconozcamos que las marcas, como la nuestra, desempeñan un papel en la influencia de la cultura. Y como una empresa que alienta a los hombres a ser lo mejor, tenemos la responsabilidad de asegurarnos de promover versiones positivas, alcanzables, inclusivas y saludables de lo que significa ser un hombre».