Javier Collado

Dobuss

La Delegación de Cultura y Patrimonio Histórico del Ayuntamiento de Córdoba, en colaboración con la Asociación Amigos de la Guitarra Clásica ‘Miguel Barberá’, organiza el ciclo ‘Ecos dormidos’, que ofrecerá desde este martes y a lo largo de los meses de enero y febrero seis recitales de instrumentos de cuerda pulsada en otros tantos edificios históricos de la ciudad. Todos los conciertos tendrán lugar a las 20,30 horas, con entrada libre hasta completar el aforo.

El ciclo figura entre las novedades de la programación cultural de 2019, según han resaltado en su reciente presentación el teniente de alcalde de Cultura y Patrimonio Histórico, David Luque, y el representante de la asociación que colabora en su organización y diseño Pablo Barón, que ha valorado la iniciativa como «un sueño hecho realidad» que brinda en escenarios históricos a los mejores intérpretes de instrumentos de cuerda pulsada.

‘Ecos dormidos’ se distingue, como Luque y Barón han coincidido en señalar, por «realizar un recorrido por la historia de la música con instrumentos de cuerda pulsada -guitarra, laúd, clavecín, entre otros- y acercarla al público en espacios arquitectónicos de la ciudad correspondientes a cada época». Así, gracias a estos recitales, en una iglesia barroca como la de San Agustín o en la sala capitular renacentista de Orive, se avivarán los ecos dormidos de las músicas y los instrumentos que hace siglos se tocaron en estos lugares, ha subrayado Barón.

En este sentido, el responsable municipal de Cultura ha agradecido la colaboración institucional, de la Universidad de Córdoba, la Fundación CajaSur y la Delegación de Turismo del Consistorio, y de las parroquias de Santa Victoria y San Agustín, que permite poner a disposición del ciclo los distintos espacios y contribuir así a un programa cultural que ofrece a la ciudadanía otra forma de escuchar música y de visitar edificios.

‘Ecos dormidos’ abarca nueve siglos de música para instrumentos de cuerda pulsada: desde las composiciones andalusíes del siglo XIII hasta el siglo XXI, pasando por el Renacimiento, el Barroco y los siglos XIX y XX. Cada época musical se contextualizará en el edificio que servirá de auditorio, cuya arquitectura, según ha indicado Luque, será explicada previamente al público.

El edil ha apostado por «generar público para la cultura» a través de actividades como ‘Ecos dormidos’, que también servirá, en palabras de Barón, para que «muchas personas descubran que les gusta la guitarra clásica al tener la ocasión de escucharla».