Javier Collado

Dobuss

CBN. La alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio, ha afirmado que, «frente a la radicalización de los partidos de la derecha cordobesa, desde el gobierno municipal se seguirá ofreciendo un cambio sensato, que ha logrado que Córdoba se ponga en marcha y que pretende que nuestra ciudad funcione un poco mejor cada día que pasa».

Ambrosio ha manifestado que «desde los sectores más radicales y dogmáticos de la derecha se está imponiendo, a algunos grupos municipales, una labor de oposición basada en la crispación y la descalificación sin sentido, lo cual no beneficia en absoluto a Córdoba».

La alcaldesa ha señalado que «en esta labor de oposición destructiva la derecha cordobesa cae en contradicciones, como pedir que no perdamos los últimos meses de mandato y, al mismo tiempo, criticar por electoralista que adjudiquemos contratos y obras imprescindibles para Córdoba, o que pongamos sobre la mesa nuevos proyectos para generar empleo y bienestar en nuestra ciudad».

Sin embargo, lejos del electoralismo, Ambrosio ha defendido que «la realidad es la de un gobierno municipal que lleva tres años reconstruyendo lo que el Partido Popular desmantelo en los cuatro años de mandato de Nieto y Bellido, y que ahora es cuando se está viendo el fruto del trabajo constante y silencioso que se ha estado desarrollando durante todo este mandato».

La alcaldesa ha dicho «no entender tampoco que a la derecha le moleste ahora que le pidamos inversiones a la Junta, pero que también le moleste que le reclamemos al Gobierno de Pedro Sánchez, ya que parece que, hagamos lo que hagamos, no vamos a obtener ningún tipo de colaboración».

Ambrosio también ha afirmado «no comprender por qué el Partido Popular critica el impulso que pretendemos darle al sector logístico en nuestra ciudad, cuando en los cuatro años de mandato de Nieto y Bellido no se les conoce ni una sola gestión sobre esta cuestión».

A pesar de ello, la alcaldesa ha reiterado que, «frente a esta oposición destructiva de la derecha cordobesa, el gobierno municipal seguirá buscando el consenso con el resto de las administraciones públicas, las gobierne el partido que las gobierne, para conseguir las reivindicaciones históricas que tiene la ciudad y las inversiones que Córdoba necesita».

Ambrosio ha terminado manifestando que» la búsqueda del dialogo y del consenso no le impedirá ser firme en las reivindicaciones y no dar un paso atrás ya que, aunque somos conscientes que las inversiones que reclamamos no se van a solucionar todas en un solo año o en un solo presupuesto, nuestro objetivo es continuar como el cambio sensato que está poniendo a Córdoba en marcha y lograr que nuestra ciudad funcione cada día un poco mejor».