Javier Collado

Dobuss

CBN. El marido de Romina Núñez, la joven desaparecida desde el día de Nochevieja en Lanzarote, ha confesado a la Guardia Civil que se la encontró muerta y que, asustado porque había consumido drogas, la arrojó al mar, según han informado fuentes de la investigación.

Especialistas del Instituto Armado han iniciado desde esta tarde la búsqueda en el mar para tratar de localizar el cuerpo de la mujer.

Se prevé que el individuo pase a disposición judicial este próximo miércoles, ante el Juzgado de Instrucción Número 1 de Arrecife, con competencias en casos de violencia sobre la mujer. Las actuaciones han sido declaradas secretas.

El marido de Romina fue detenido ayer domingo tras encontrar indicios suficientes la Guardia Civil de su implicación en la desaparición de la joven de 25 años, pasando a ser el principal sospechoso.

En este sentido desde ayer también se procedió a precintar la vivienda de la pareja en Costa Teguise, en la que se efectuará este martes una inspección a fondo.