Javier Collado

Dobuss

Elena Páez. Un total de 3.282 trabajadores de Adif se verán afectados por la nueva regulación acordada en el convenio colectivo, según la cual la jornada partida concluirá a las 6 de la tarde.

Adif es la primera empresa pública que implanta esta medida en su convenio con el fin de mejorar la conciliación de la vida laboral y familiar; dicho horario afectará al 27% del total de la plantilla de las dos sociedades que forman parte de la compañía: Adif y Adif Alta Velocidad. Estas dos suman un total de 12.181 trabajadores al cierre de 2018.

Realizan jornada partida y perciben un plus por ello 1.454 trabajadores. A estos hay que sumar otros 1.828 empleados entre ambas entidades que realizan su trabajo en ese régimen por las características y responsabilidad del puesto que desempeñan.

El debate sobre la conclusión de la jornada laboral a las seis de la tarde se recibió con recelo por las organizaciones empresariales. Lo que se buscaba era conseguir un horario que se asemeja al de países vecinos como Francia o Alemania. Los españoles terminan una media de dos horas más tarde que el resto de europeos, según informa un estudio de la Comisión Nacional de Horarios, y según Eurostat el horario de salida en las pequeñas y medianas empresas son las 20.00.

La medida en el caso de Adif se establece para los trabajadores que tienen jornada partida y los que no estén directamente vinculados a la explotación ferroviaria. Siguiendo el acuerdo con los sindicatos, Adif también permitirá a estos colectivos flexibilizar su jornada, permitiendo entrar a trabajar entre las 7.00 y las 9.30 horas. Además, afirma que articulará los medios necesarios para fomentar el teletrabajo.

Además de las jornadas de trabajo, también se pueden modificar los días libres y vacaciones a través del “vacaciones flex”, con el que se puede cambiar la estaciones, y así el disfrute de los días de vacaciones anuales, o “comprar” como máximo cinco días de vacaciones no remuneradas.