Javier Collado

Dobuss

Elena Páez. Durante el año 2018 se han producido 16 accidentes mortales en vías interurbanas, en los que han fallecido 19 personas y 5 resultaron heridas hospitalizadas, lo que supone un descenso en el número de accidentes mortales, fallecidos y heridos graves de 5, 4 y 8 respectivamente.

Esta accidentalidad se ha producido en un escenario en el que los desplazamientos han aumentado un 2%; el parque de vehículos ha aumentado un 1.85% en la provincia, situándonos en 595.001 vehículos (datos de octubre 2018) y el censo de conductores ha crecido un 0.06 %, situándonos en 468.347 conductores (datos de noviembre de  2018).

Estas cifras son provisionales y únicamente referidas a los accidentes mortales ocurridos en vías interurbanas y victimas tomadas hasta las 24 horas de producirse el accidente. Habrá que esperar a tener las cifras definitivas ya consolidadas en las que se incluirán las victimas a 30 días de accidentes ocurridos en vías urbanas e interurbanas para tener la información completa.

PERSPECTIVA HISTÓRICA

En los últimos diez años, el número de fallecidos en accidente de tráfico ha disminuido un 38.7% (-12 fallecidos), pasando de los 31 fallecidos en 2008 a los 19 fallecidos en 2018. En ese mismo periodo, los desplazamientos de largo recorrido han aumentado un 5%, el parque de vehículos un 5.8%  y el censo de conductores un 1%.

RADIOGRAFÍA DE LA ACCIDENTALIDAD DE 2018

Por sexo: El 79% de los fallecidos son varones, frente al 21% de mujeres, porcentajes que se mantienen estables desde hace años. 

Por tipo de vía y accidente:El 74% de los fallecidos tienen lugar en vías convencionales. Concretamente el año pasado fallecieron en este tipo de vías 14 personas, 5 menos que en 2017 (-35,7%). Los accidentes más comunes en las vías convencionales han sido la colisión frontal con 62%  y la colisión lateral y frontolateral con un 15%.

En las vías de alta capacidad los fallecidos han aumentado en un 26% respecto al año anterior. En 2018 han fallecido 5 personas en autopistas o autovías, frente a 4 en 2017. La salida de la vía es el accidente más frecuente con el 80% de los casos.

No se ha producido ningún atropello a peatón en este tipo de vía, aunque en el caso de las vías convencionales este tipo de accidente ha supuesto el 15% del total con 2 peatones fallecidos.

Por tipo de usuario: Se va confirmando la tendencia de que en los últimos años están aumentando los usuarios vulnerables fallecidos, y reduciéndose los fallecidos usuarios de turismo. En 2014 los usuarios de turismos fallecidos era el 67% y en 2018 el 63%. En cambio, los usuarios vulnerables han pasado de ser el 12% en 2014 al 26% el pasado año.

Por edad: La franja de edad con más fallecidos es la que comprende los 25 a 34 años de edad con 6 fallecidos (el 32% del total), 2 fallecidos más que el año anterior. De ellos 5 han sido conductores y 1 pasajero. En el año 2014, esta franja de edad representaba el 17% al igual que el año pasado.

Le siguen los de 45 a 54 años con 4 fallecidos (21% del total). En el caso de los jóvenes de entre 15 y 24 años hubo 2 fallecidos (11% del total).

Uso de accesorios de seguridad:El 25% de los conductores y pasajeros fallecidos en turismos y furgonetas (3 fallecidos de 13) en 2018 no llevaban puesto el cinturón de seguridad en el momento del accidente.

Los 3 fallecidos en ciclomotor o motocicleta, hacían el uso del casco.