Imagen: Olé.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Fabio Correia es el entrenador y presidente del Barcelona de Poá. Sufre ELA desde hace siete años, pero no ha dejado su lugar en la banda. El fútbol le da la vida: le cuesta hablar y respira gracias a un aparato, pero es fundamental para sus jugadores.

Hasta tiene un mural en una pared, que recuerda cuando fue capitán del club. Nadie olvida el momento en que les contó la enfermedad que sufre. Con poquísima movilidad, manda mensajes a sus jugadores con los pies, de la misma forma que gestiona la web del club.

Fabio lo hace gracias a su equipo, incluso da premios anuales a sus jugadores en su propia casa. Una historia de lucha tremenda que no se podría entender sin la ayuda de su mujer, un amor que sabe que sin el fútbol todo sería más difícil.