Javier Collado

Dobuss

Ya es oficial la subida salarial del 2,25% para los empleados públicos a partir del 1 de enero de 2019, entre ellos médicos y enfermeros, así como el resto de profesionales sanitarios del Sistema Nacional de Salud (SNS), que se ha hecho efectiva con la llegada del 2019.

Los sindicatos y el Gobierno llevaban meses negociando este incremento salarial, que finalmente se aprobó en Consejo de Ministros el pasado viernes 21 y que tiene forma de real decreto ley ante la falta de acuerdo para aprobar los Presupuestos del PSOE para 2019.

En total, en un escenario de máximos, la subida salarial para los sanitarios, tal y como consta en el II Acuerdo para la mejora del empleo público y las condiciones de trabajo firmabado por los sindicatos (CCOO, UGT y CSIF), podría alcanzar el 2,75 por ciento, sumando una parte fija del 2,25 por ciento, una variable del 0,25 por ciento asociada al crecimiento del PIB y otro 0,25 procedente de fondos adicionales.