Imagen de archivo de un accidente de tráfico.- Archivo

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

El año 2018 arroja un descenso de las víctimas mortales en carreteras españolas, tras los incrementos experimentados en 2016 y 2017. Así, las estadísticas de Tráfico hasta el pasado 27 de diciembre señalan que habían fallecido 1.168 personas. A estos datos habría que sumar los siete registrados entre el 28 y el 31 de diciembre.

Concretamente, serían 1.175 víctimas mortales, teniendo en cuenta que también faltan por contabilizar posibles fallecidos en la madrugada y mañana del 28 de diciembre. Aun así, no alcanzarían las cifras del año anterior. El año 2017 cerró con un repunte en los fallecidos con respecto a 2016, con 1.198 muertos por accidente de tráfico, 37 más que 2016, que acabó con 1.161 decesos. Pero 2016 también fue un año negro para la Seguridad Vial, al ser el primero desde 2004 en que el dato aumentaba con respecto al periodo anterior, con 30 muertos más.

Pese a estos datos ‘positivos’, la cifra registrada hasta este 27 de diciembre era ya superior al total de víctimas mortales que se contabilizaron en todo 2016. En todo caso, serán el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, junto al director general de Tráfico, Pere Navarro, los que presenten este jueves 3 de diciembre el balance definitivo de los datos de siniestralidad de 2018.