Francisco Mejías González | Canarias 7

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

CBN. La delegada del Gobierno en Canarias, Elena Máñez, ha indicado hoy que las fuerzas de seguridad buscan a Francisco Mejías González, condenado por asesinar a su mujer en 2004 en el municipio grancanario de Telde, después de que no volviera a la cárcel tras un permiso penitenciario.

Asimismo, se han establecido medidas de protección para dos mujeres sobre las que Mejías tiene órdenes de alejamiento. Máñez ha insistido en que “todas las fuerzas de seguridad lo buscan” y ha confiado en que en breve pueda ser detenido.

El tribunal popular dictó en octubre de 2005 un veredicto de culpabilidad al considerar que Mejías González cometió un delito de asesinato con agravante de ensañamiento y apreció la atenuante de confesión (arrepentimiento espontáneo).

El tribunal popular no dio crédito a los informes forenses que hablaban de un trastorno mental transitorio y consideró que cuando el asesino mató a su mujer asestándole más de 30 puñaladas lo hizo en plena consciencia de la ilicitud de su acción.

El abogado de la defensa solicitó en el juicio la pena mínima al entender que el veredicto permitía una condena por homicidio por atenuante de confesión.

«Sorprendido en el curso de la agresión por los niños», añadió el veredicto, «el imputado no atendió a ninguna de las peticiones y súplicas que estos le hacían para disuadirle de continuar hiriendo a su madre».