Imagen: Globoesporte

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Pablo es un niño brasileño que se pasa horas y horas con la raqueta en una rudimentaria pista de tenis. Vive en una de las favelas más extensas de Brasil y, aunque le faltan muchos materiales, le sobra ilusión y esfuerzo.

El pequeño fue seleccionado entre 5.000 niños y entrena en un centro especial de tenis: tarda más de tres horas en llegar desde su favela. En casa, una historia difícil, y es que su madre le abandonó cuando sólo era un bebé.

EL niño tiene 9 años y un sueño, quiere ser tenista. Pablo vive en una favela de Brasil, con su abuela, con la que practica en la pista de tenis que entre los dos han construido junto a su humilde casa. No es la mejor pista del mundo, pero así Pablo puede entrenar cada día.