La gala ‘Inocente, inocente’ de TVE recauda más de 1 millón de euros/ Imagen: RTVE

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Como cada 28 de diciembre y con el lema “Juntos somos capaces”, TVE ha celebrado esta noche una nueva gala de ‘Inocente, inocente’ para recaudar fondos para niños con discapacidad física, intelectual y sensorial y sus familias. La gala ha sido presentada por Juanma Iturriaga, Anne Igartiburu, Jacob Petrus y Marta Solano.

Una tradicional cita navideña en la que Ana Guerra, Eduardo Noriega, Maggie Civantos, Koke Resurrección, Saúl Craviotto y Jaime Nava han acaparado los focos en las bromas de esta edición. Además, la gala ha contado con las actuaciones de Malú, Luz Casal, Adrián Martín, José Manuel Zapata, Núria Fergó y Julián Fontalvo. Por otro lado, hemos conocido historias de lo más conmovedoras.

Durante más de cuatro horas, la gala de ‘Inocente, inocente’ de TVE ha hecho reír y llorar a los espectadores. Después de ver con todo detalle las bromas que recibían diversos famosos, conocíamos las conmovedoras historias de pequeños con distintas discapamaggicidades. Además, más de 300 voluntarios han sido los encargados de coger los teléfonos durante toda la noche para recibir donaciones.

Ana Guerra ha sido la primera víctima de la gala. La” triunfita” creía que acudía a hacerse una sesión de fotos junto a una bonita tigresa y su compañero de ‘Operacion Triunfo 2017’, Roi Méndez. Sin embargo, mientras Ana se maquillaba, la tigresa se ha escapado. Tras unos minutos de angustia, la “triunfita”, atemorizada, ha llamado a los bomberos. Finalmente le han confesado que era una broma y la cantante ha respirado tranquila ¡Menudo susto!

Jaime Nava ha sido otro de los protagonistas de la noche y es que el atleta ha caído rendido ante una pequeña zanahoria. El capitán de la selección española de Rugby ha creído que podía comunicarse con una zanahoria: “Hola bonita, ¿Como estás? qué bien te tienen aquí cuidada, al solecito” le ha dicho Jaime cariñosamente a la zanahoria. El atleta se ha animado y también le ha cantado un par de canciones. Finalmente, Jaime ha escuchado como la hortaliza le pedía agua y lo saludaba.

Por otro lado, la cara de Eduardo Noriega ha sido un poema cuando se ha visto en la fotografías de la Inauguración del metro de Madrid en el año 1918. Además, ha aparecido una señora que le ha asegurado a Noriega que él es la reencarnación de su abuelo y le ha pedido que firme un testamento. El actor no podía creérselo y ha preguntado dónde estaba la cámara oculta.

Juanma Iturriaga también ha caído. El presentador ha pasado uno de los momentos más terroríficos de su vida. Juanma ha conocido a una señora que lo ha bendecido y le ha limpiado el alma. Además, se ha bebido un chupito alucinógeno. Por otro lado, Maggie Civantos se ha encontrado rodeada de chihuahuas y con un amigo que le ha asegurado que ella puede ser la reencarnación de la diosa de los chihuahuas.

Finalmente, Saul Craviotto y Koke han sido los últimos inocentes de la velada. El medallista olímpico y ganador de ‘Masterchef’, se ha visto en un importante aprieto durante un falso directo en TVE y ha tenido que ejercer de comentarista deportivo en una competición de piraguas surrealista. Por otro lado, Koke ha sido engañado en una tienda de ropa. El jugador del Atlético de Madrid creía que había descubierto una nueva técnica para saber qué prendas le favorecen más. 

Durante la gran fiesta de la solidaridad, la gala de TVE ha conseguido recaudar más de un millón de euros. Una cifra que ha superado todas las expectativas. Un año más, la solidaridad ha reinado en la gala ‘Inocente, inocente’.