Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Los estudios e investigaciones acerca de cómo mejorar la calidad de vida de las personas que viven en residencias y que tienen dependencia nos siguen reportando buenas noticias. El centro residencial  Providence Mount St. Vincent ubicado en  Seattle (EEUU) puso ha prueba el juntar a personas mayores y a infantes en un mismo espacio.

Esta residencia acoge, actualmente a unos 400 ancianos todos los días, pero durante 5 días a la semana sus pasillos y salas se llena de risas, alegrías y juegos. Y es que durante esos días esta residencia recibe también a niños de primaria, una experiencia que ha sido catalogada como gratificante para todas las partes implicadas.

El proyecto, que ya ha llegado a España, ayuda a los niños a crecer en un mundo más respetuoso, en el que los valores de cooperación y contribución son dos insignias. Además, con esta iniciativa se permite inculcar desde pequeños el respeto y el buen trato por las personas mayores.