El otoño está a la vuelta de la esquina y debemos afrontarlo con fuerza para ello es recomendable transformar nuestra dieta.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

CBN. La última semana de 2018 estará marcada por el tiempo estable y las temperaturas que rozarán los 20ºC de máxima en algunas zonas de España. Sin embargo, la niebla provocará la bajada de los termómetros en otras zonas, y las lluvias regresarán el fin de semana, aunque de forma débil, en el norte y sureste.

Según indica el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Rubén del Campo, en lo que queda de semana continuará la estabilidad atmosférica, ya que un anticiclón pasará cerca de la Península garantizando así un tiempo estable generalizado.

Esta estabilidad conllevará a la formación de nieblas, que serán más significativas en los próximos días, y que en algunas zonas serán persistentes y duraderas. En aquellas zonas donde esté presente, las temperaturas serán más frías.

Según asegura Del Campo, la excepción a la estabilidad estará marcada por la llegada de un frente, si bien débil y poco activo, que dejará algunas lluvias desde este miércoles por la tarde hasta el sábado, en Galicia y extremo norte, aunque estas no serán muy abundantes e intensas.

Asimismo, se producirá un embolsamiento de aire frío en los próximos días en el sur de la Península. Por eso, a partir del sábado, se producirán algunas lluvias en el litoral sureste peninsular (Mediterráneo andaluz, Murcia, Comunidad Valenciana y quizás Baleares), pero no serán muy intensas. En Canarias, hay posibilidad de precipitaciones débiles en el norte de islas.

Con respecto a la niebla, esta se originará en valles de ríos como el del Duero o Ebro, en las cuencas internas del nordeste de Cataluña, en Extremadura y quizá en valles del sur como el del Tajo o Guadiana. Y en zonas de Castilla y León puede producirse cencellada, un fenómeno que consiste en la formación de placas de hielo cuando la niebla se congela.