Javier Collado

Dobuss

María Morales. El actor Chow Yun-Fat, con un centenar de películas en su haber, no ha parado de trabajar desde que comenzó su carrera hace casi medio siglo, lo que le ha hecho acumular fama y, sobre todo, fortuna.

Recientemente en una entrevista explicó que tiene pensado donar todo su dinero cuando muera, unos 626 millones de euros. Así lo desveló en una charla con el llamado Canal Cultura de la MBC, la televisión de Corea del Sur, información que recogió ayer la edición digital de El País.

«El dinero no es algo que se tenga para siempre. Cuando llega el día de tu muerte, tienes que dejárselo a otros para que le den uso», explicó el actor de origen hongkonés. «No te puedes llevar el dinero que hay en tu cuenta corriente contigo cuando mueres», ha asegurado el protagonista de cintas como Tigre y Dragón, tal y como recoge la agencia de noticias francesa AFP.

La mayor parte de su fortuna iría a obras de caridad, mientras que sus hijos solo recibirán una pequeña parte. El intérprete explicó que su esposa, Jasmine Tan, «apoya absolutamente» la decisión. Tan ha contado en alguna ocasión que al millonario actor le gusta de comer en puestecillos callejeros y que solo dejó de usar su viejo móvil Nokia con tapa abatible cuando este dejó de funcionar tras el uso.

La pareja vive en Hong Kong, ciudad natal del actor, donde no es raro verle en el transporte público o haciendo cola en el cine. Chow Yun-Fat acumula una fortuna que le ha colado en más de una ocasión en todo lo alto de la lista de intérpretes mejor pagados de la revista Forbes.