Fotografía de archivo de una gente de la Policía Local.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Elena Páez. La Policía Local de Córdoba ha interceptado un vehículo en cuyo interior transportaban 60 kilos de marihuana la madrugada del 24 de diciembre, pasadas las 01.30 horas, en la calle Beato Henares, según la información facilitada por la Delegación de Seguridad Ciudadana del Consistorio.

El informe policial recoge que una patrulla de la Policía Local observó a las 01.30 horas de la madrugada del 24 de diciembre un vehículo circulando por la Avenida de Granada. Al pasar cerca de estos los agentes detectaron un fuerte olor a marihuana por lo que siguieron discretamente al vehículo y en la calle Beato Henares procedieron a solicitar el apoyo de otras patrullas y a interceptar el coche, logrando la identificación de tres ocupantes del coche.

Una vez detenido el coche, los policías observan que el vehículo tenía los asientos traseros abatidos, estando sentados los dos ocupantes de la parte trasera en un montón de ramas de marihuana, por lo que proceden a la detención de los tres ocupantes por un presunto Delito Contra la Salud Pública, siendo informados de los derechos que les asisten.

Los detenidos manifestaron en un primer momento que la sustancia intervenida la habían recogida por instrucciones de otra persona, desconociendo su procedencia. Posteriormente y tras volver a preguntar los agentes e insistir sobre la procedencia de la marihuana intervenida, el conductor del turismo confiesa que la habían recogido de una parcela, indicando el lugar de esta.

Una vez obtenida la información se desplazan varias dotaciones policiales a la parcela indicada, concretamente una parcelación en la zona de Levante, pudiendo observar que la puerta de entrada estaba fracturada, coincidiendo los daños en la puerta con las herramientas intervenidas a los detenidos. Inspeccionada la parcela, en la que no se encontraba nadie, localizan una plantación de marihuana con toda la infraestructura necesaria para el cultivo.

De todo ello se procede a dar cuenta al Cuerpo Nacional de Policía. Indicar que la marihuana intervenida, una vez limpiadas las ramas y plantas, arrojan un peso de 60 kilogramos. El vehículo empleado en el transporte de las sustancias intervenidas, queda a disposición de la Autoridad Judicial en el Depósito Municipal. De todo ello se procede a dar cuanta a la Autoridad Judicial.