Imagen: Gallegos artesanos.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

El Belén de Chocolate que elaboran cada año los maestros pasteleros de la empresa Galleros Artesanos, con más de un siglo de tradición en la localidad cordobesa de Rute, emplea unos 1.600 kilos de chocolate negro y blanco en los más de 56 metros cuadrados que ocupa y que este año hacen un homenaje a algunos de los grandes imperios de la antigüedad, entre los que se encuentran el imperio Egipcio, Babilonio, Romano y el Gran Imperio Persa, después de que en 2017 recorrió monumentos nacionales declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Según detallan a Europa Press desde la empresa, dentro de cada imperio se representan algunos de los monumentos más emblemáticos y la vida cotidiana de cada época, de manera que se puede observar la Torre de Babel, la ciudad de Jerusalén, el templo de Salomón, el templo de Karnak, la Gran Esfinge Guiza y una representación del Palacio de Persépolis, entre otros.

Al respecto, siete maestros pasteleros diseñan y construyen cada una de las piezas que forman el Belén de Chocolate, añadiendo pequeños detalles de mazapán y azúcar, que han servido para dar forma a las figuritas recogidas en las panaderías, pescaderías, fruterías, además de otros comercios representados en las calles del Belén. Este año también se han empleado 200 kilos de gelatina y, como novedad, 200 kilos de cacao en polvo para zonas de desierto, según precisa el gerente.

Como es tradición, desde el año 2000, en Galleros Artesanos crean este nuevo Belén de Chocolate, que comienza a tomar forma desde el mes de abril con siete maestros pasteleros y que «sigue creciendo y evolucionando», con el objetivo de «no dejar de sorprender a las miles de personas que lo visitan» como «una tradición navideña», teniendo en cuenta las más de 100.000 visitas que se alcanzan.

Cabe destacar que además del Belén de chocolate, y debido fundamentalmente, a la gran tradición cofrade de la familia de Galleros Artesanos, este año han decidido realizar la réplica de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder en su paso procesional, en chocolate y ‘glasa’, que se añade al salón en el que se encuentran Nuestro Padre Jesús Cautivo de Málaga en su trono, en chocolate, ‘glasa’ y merengue, y la imagen de la Virgen del Rocío, también en chocolate y ‘glasa’.

En concreto, el Belén permanece abierto desde el día 12 de octubre hasta el 6 de enero, incluyendo sábados, domingos y festivos, a excepción del día 25 de diciembre y el 1 de enero, y las visitas pueden realizarse de forma gratuita de 10,00 a 13,30 horas y de 16,00 a 19,30 horas.