Policía Nacional | Archivo

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

CBN. Un hombre condenado por asesinar en 2007 a una mujer en plena calle en el barrio de Fuencarral ha sido detenido tras intentar matar a puñaladas a otra mujer el pasado 13 de diciembre en la misma zona durante un permiso penitenciario.

El asesino, David. A. V., de 34 años, fue detenido por la Polciía el pasado lunes, cuando estaba hospitalizado en el 12 de Octubre.

La víctima sigue ingresada en el Hospital de La Paz. Recibió seis cuchilladas en órganos vitales y fue atendida por los médicos del Summa.

Sobre el detenido pesaba una condena de 20 años de prisión por matar de 34 puñaladas a una vecina con la que había tenido una «relación superficial», según quedó acreditado en el juicio. La semana pasada este hombre salió de prisión para disfrutar de un permiso. Había cumplido ya 11 de los 20 años de la pena.

El 13 de diciembre el supuesto asesino quedó con una joven de 26 años en la calle de Ramón Gómez de la Serna del mismo distrito de Fuencarral. Por causas que investiga la Policía la asestó al menos seis puñaladas con un cuchillo que portaba en el bolsillo trasero del pantalón, ocasionándole numerosos cortes en zonas vitales. Tras el ataque, el hombre huyó a pie.

De inmediato, la víctima se dirigió al rellano de un portal solicitando la ayuda de los vecinos. La atendieron hasta la llegada de los agentes de la Policía Nacional y de los sanitarios del Summa. La joven fue evacuada al Hospital Universitario de La Paz, donde fue ingresada con pronóstico grave. Sigue ingresada en el centro médico aunque su evolución es muy favorable.

Gracias al testimonio dado días después por la mujer los agentes del equipo de Policía Judicial de la comisaría de Fuencarral pudieron averiguar la identidad del agresor. Tras varias gestiones y averiguaciones, fue localizado el pasado lunes 17 de diciembre. Estaba ingresado en el 12 de Octubre, donde llegó a Urgencias tras sufrir una supuesta intoxicación por consumo de sustancias estupefacientes. Fue arrestado acusado de un presunto delito de homicidio en grado de tentativa y se investiga si trató de abusar de la mujer.

La sorpresa fue aún mayor para los policías al averiguar que el detenido estaba disfrutando en ese momento de un permiso de salida (supuestamente tenía el segundo grado penitenciario) mientras cumplía los 20 años de condena por asesinato dictada por la Audiencia Provincial en 2009.