Javier Collado

Dobuss

En medio de las violentas manifestaciones que azotan Francia, la conocida como la crisis de los ‘chalecos amarillos, ha surgido el amor. Una boda al aire libre durante un bloqueo en una estación de peaje de Séméac, así ha sido la curiosa boda de los dos manifestantes que se conocieron hace apenas un mes, cuando comenzaron las protestas que pretenden presionar al gobierno para bajar los impuestos y crear una asamblea de ciudadanos.

La novia se enfundó un vestido color amarillo neón hecho a medida y se puso una corona de flores a juego. El novio, conjuntado con ella, también llevaba un traje hecho del material reflectante de los chalecos.