Javier Collado

Dobuss

Elena Páez. El delegado de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Francisco Zurera, ha presentado en Aguilar de la Frontera el Proyecto de reutilización de aguas procedentes de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR), que impulsa la Comunidad de Regantes del municipio. Esta Comunidad se constituyó el año pasado con el objetivo de optar al aprovechamiento de aguas regeneradas en Aguilar.

La rueda de prensa ha contado también con la presencia de la alcaldesa de Aguilar, Mª José Ayuso; el concejal de Obras y Servicios, Jesús Encabo, y el presidente de la Comunidad de Regantes, Manuel Olmo.

Según indica Zurera, el proyecto permitiría regar más de 430 hectáreas de cultivos leñosos del municipio, donde predomina el olivar de variedad hojiblanca con destino a aceituna de mesa. La dotación superaría  los 1.000 metros cúbicos por hectárea y año, y se incluye la construcción de una balsa de decantación y otra de almacenamiento.

El delegado añade que la puesta en riego de esta superficie agrícola en Aguilar de la Frontera va a suponer un aumento del valor añadido de las producciones, con el correspondiente incremento de la riqueza y el empleo en el municipio. Aguilar de la Frontera posee más de 13.000 hectáreas de olivar, donde tienen importancia el aceite de oliva y la aceituna de mesa. En la pasada campaña 2017/18, las almazaras del municipio produjeron 5.855 toneladas de aceite de oliva, y las entamadoras, 15.815 toneladas de aceituna de mesa transformada.

Francisco Zurera ha informado  también de que la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir ha adoptado un acuerdo respecto a la distribución de la reserva de 20 hectómetros cúbicos de agua regeneradas prevista en el Plan Hidrológico del Guadalquivir, de forma que en la provincia de Córdoba se ha asignado provisionalmente volúmenes de aprovechamiento a siete Comunidades de Regantes de los términos municipales de Lucena, Priego de Córdoba, Cabra, Baena, Bujalance-Cañete de las Torres, Carcabuey y Aguilar de la Frontera.

El delegado afirma que la cantidad total asignada al conjunto de las Comunidades de Regantes cordobesas es de 4,428 hectómetros cúbicos, y se pretende paliar el déficit de agua que existe en muchas cuencas, facilitando la sustitución de recursos convencionales por otros no convencionales, para que las Comunidades de Regantes puedan mejorar sus garantías y la competitividad de las explotaciones, y paralelamente reducir el vertido de aguas residuales al mar.

Paralelamente la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural ha publicado las bases reguladoras para la concesión de subvenciones, en régimen de concurrencia competitiva, para la implantación de nuevos regadíos abastecidos con aguas regeneradas procedentes de depuradoras, de la desalación de agua de mar y de aguas salobres. Estos incentivos, enmarcados en el Programa de Desarrollo Rural de Andalucía (PDR) 2014-2020, tienen por objeto apoyar inversiones que fomenten de forma directa la utilización eficiente del binomio agua-energía minimizando los efectos de la actividad sobre el medio rural.

A principios de noviembre la Consejería publicó también las otras dos órdenes que aprueban las bases reguladoras para la concesión de subvenciones para el aprovechamiento de este recurso dirigidas a comunidades de regantes, por un lado, y entidades locales propietarias de depuradoras de aguas residuales, por otro. Ambas órdenes tienen por objeto ayudar a realizar las inversiones necesarias para poder cumplir el objetivo de aprovechar esos recursos hídricos en el regadío de superficies agrícolas.