Javier Collado

Dobuss

CBN. Tras dos días de estrecho seguimiento del principal sospechoso del asesinato de Laura parece confirmarse el presagio de la propia joven: «El vecino de enfrente me incomoda», le dijo Laura a su novio.

Ella intuía que su vecino, Bernardo Montoya Navarro, de 50 años, que por otra parte tenía antecedentes por homicidio de una anciana de 82 años y por diversos atracos, le miraba de forma muy extraña.

Fue condenado a 20 años de cárcel, de los que había cumplido 17 años, saliendo el pasado mes de octubre

El asesino habría intentado fugarse y lo han logrado detener a 50 kilómetros de su domicilio, cerca de Cortegana, donde llegó a vivir durante un tiempo, y donde reside parte de su familia.

Paralelamente se está buscando en ambos domicilios pistas y rastros que den más luz a la investigación.

Se pretende encontrar el teléfono de Laura, ya que aportaría mucha información de lo ocurrido.

También se ha sabido que la muerte debió producirse por asfixia en el mismo lugar en el que se encontró el cuerpo, y tenía considerables heridas en la cabeza y contusiones, constatándose que la joven trató de defenderse.