Imagen: Bilbao Basket

Javier Collado

Dobuss

La afición respondió masivamente al llamamiento de la Cruz Roja de asistir al partido del RETAbet-Ourense con peluches y durante el descanso, ha inundado la cancha de muñecos para que estas navidades ningún niño se quede sin su regalo.

El RETAbet Bilbao Basket, para incentivar que los aficionados pudiesen participar en esta acción solidaria, rebajó el precio de las entradas y los primeros en acercarse al pabellón con su peluche nuevo han podido conseguir invitaciones para el siguiente encuentro.

Asimismo, la juguetería ‘El Almacén Berria’ instaló una tienda en el propio pabellón para vender peluches a los aficionados y que todos puediesen participar en la macrotirada. Además, entre los niños que reciban los muñecos, se repartirán 400 entradas para el partido del 11 de enero contra el Barcelona Lassa B.

Se han donado únicamente juguetes nuevos, no bélicos, no sexistas y, preferiblemente, educativos para promover entre los más pequeños principios y valores educativos que fomenten el aprendizaje y la convivencia. Según ha explicado Cruz Roja Bizkaia, el juguete recogido es nuevo ya que la normativa europea sobre la seguridad en los mismos exige poder garantizar la calidad de los juguetes, y esto no se puede garantizar en los usados. Por otro lado, también considera que cualquier niño tiene el derecho y merece recibir un juguete nuevo, sin distinción.