Iznájar/ Imagen: Groupon.

Javier Collado

Dobuss

Elena Páez. La localidad de Iznájar ha acogido la celebración de la Gala del Día de la Subbética, acto en el que se han entregado una serie de reconocimientos a personas y entidades que hayan destacado en distintos ámbitos.

Entre los galardones, está el de Hijo Predilecto de la Subbética a Juan Pérez Marín, fundador de Promi, y como Hijo Adoptivo de la Subbética a Fernando Romay Pereiro. Asimismo, se otorgarán distinciones a la Escuela de Teatro ‘Duque de Rivas’, de Lucena (en la categoría de iniciativa artística o cultural); la Asociación Familiares de Enfermos de Alzheimer y otras Demencias ‘Nuestros Ángeles’, de Lucena (proyecto social); la Asociación Mujeres en Igualdad, de Cabra (en materia de igualdad) y la Asociación Subbética Ecológica, de Cabra (iniciativa sostenible y medioambiental). También resultan premiados Dxocio de Doña Mencía, con el Reconocimiento al Mérito Turístico; e Industrias Barraza, de Carcabuey, por su Trayectoria Empresarial.

A este acto asistirá el presidente de la Diputación de Córdoba, Antonio Ruiz, quien ha destacado que con estos galardones “queremos agradecer y reconocer públicamente el trabajo, la dedicación y el compromiso de personas, asociaciones, colectivos y empresas que se esfuerzan cada día en desarrollar y mejorar en sus respectivos ámbitos”.

“Estos reconocimientos son una muestra más del trabajo que se está realizando en la Subbética, formada por 14 pueblos, configurándose como un enclave privilegiado donde la cultura y la naturaleza son nuestros principales valedores”, ha remarcado Ruiz.

El máximo representante de la institución provincial ha insistido en que “en esta comarca hay grandes profesionales, empresarios, artistas, deportistas, en definitiva, grandes personas , que día a día dejan con su trabajo lo mejor de sí mismas, contribuyendo al impulso y al desarrollo de nuestro territorio”.

Ruiz ha aludido al “compromiso que debemos adquirir desde las instituciones para hacer que la Subbética siga siendo un referente en turismo nacional, con una agroindustria que progresa a un ritmo vertiginoso y, asociado a él, un tejido empresarial y productivo que crece al mismo ritmo”. “Si conocemos bien nuestros pueblos, si entendemos mejor sus valores y si apreciamos sus esfuerzos, estaremos en el camino acertado para avanzar en progreso y desarrollo”, ha recalcado el presidente.