Facebook @CrisMamprim

Javier Collado

Dobuss

CBN. Cuatro perros esperaron en la puerta de un hospital de Brasil a que su dueño, una persona sin hogar,  fuera atendido. La imagen fue captada por una profesional del centro hospitalario.

Su dueño, una persona que vive en la calle, les comentó a las enfermeras que en ocasiones él deja de comer para darles alimento a ellos.

Ocurrió el 9 de diciembre y lo publicó en Facebook Cris Mamprim, una enfermera del centro hospitalario situado en el municipio de Río du Sul.

«Una persona sin lujo, que depende de la ayuda para vencer el hambre, el frío, los dolores, las maldades del mundo, tiene a su lado los mejores compañeros», escribió la trabajadora. «Con tanta gente mala por ahí, hoy me encontré con esa escena. En el hospital en el que trabajo, a las 3 de la madrugada, mientras su dueño (habitante de la calle) estaba siendo atendido, sus compañeros esperaban en la puerta. Una persona simple, sin lujo, que depende de la ayuda para vencer el hambre, el frío, los dolores, las maldades del mundo, tiene a su lado los mejores compañeros y el intercambio es recíproco», publicó la mujer en su muro de Facebook junto con la foto de los perros.

«Intercambio de amor, cariño, calor, comprensión. Una persona que nos confesó que deja de comer para alimentarlos. No sé cómo es su vida, por qué está en la calle, no me importa y no lo juzgo, pero admiro el respeto y el amor que tiene por sus mascotas. Verlos así esperando en la puerta, sólo muestra lo mucho que son bien cuidados y amados. Ay si todos fueran así…», agregó la mujer en el publicación

La repercusión que generó la foto que publicó la mujer fue grande. Incluso ella misma se vio sorprendida y lo relató en la red social: «Me alegra la repercusión que tuvo la foto de los amigos fieles esperando a su dueño en el hospital. No esperaba tanto, porque para mí eso es lo normal: complicidad y respeto entre humanos y animales. Lástima que todavía hay gente muy mal (…). Son tantos los mensajes que ni siquiera pude responder, pero eso me demuestra que el número de personas buenas en el mundo es grande».

Facebook @CrisMamprim
Facebook @CrisMamprim
Facebook @CrisMamprim