Terreno andaluz con olivos.

Javier Collado

Dobuss

La Universidad de Córdoba y la Empresa Galpagro han suscrito un acuerdo para el desarrollo de una línea específica del programa de mejora genética del olivo. El convenio firmado por ambas entidades prevé una duración de 12 años de trabajo.

El objeto de este contrato es continuar la evaluación de los genotipos surgidos en el proyecto LIFE: Resilience a fin de seleccionar los que presenten mejores características agronómicas y tecnológicas para su utilización en olivar en alta densidad y acordar el régimen de explotación de esas nuevas variedades de olivo que puedan surgir de esta nueva línea específica del Programa de Mejora Genética del Olivo solicitada por Galpagro.

El Grupo UCOLIVO del que es responsable el catedrático de la ETSIAM,  Diego Barranco, utilizará para el desarrollo de sus obligaciones las instalaciones del Departamento de Agronomía en el Campus Universitario de Rabanales. La empresa Galpagro se compromete a la cesión de 10 hectáreas de su propiedad a total disponibilidad de la Universidad de Córdoba para el citado proyecto.

El seguimiento del convenio se realizará mediante una Comisión de Seguimiento responsable de la supervisión de las actividades desarrolladas en el mismo y de la programación anual de los trabajos.