Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Elena Páez. Un total de 67 de las 150 mujeres atendidas este año en Córdoba a través del proyecto ‘Puentes hacia el empleo’ de Cruz Roja ha encontrado trabajo, lo que supone una tasa de inserción laboral del 45 por ciento.

Dicho proyecto -financiado por el Fondo Social Europeo, el Ministerio de Empleo y Seguridad Social y el de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y la Diputación de Córdoba- está orientado a mujeres que tienen dificultades añadidas para acceder al mercado laboral, ya sea por haber sufrido la violencia machista o por otras razones tales como ser inmigrantes, mayores de 45 años o monoparentales.

Fundamental para lograr esa alta tasa de inserción es la colaboración con este proyecto de medio centenar de empresas, con las que se han entablado más de 150 alianzas de diversa índole.

Entre esas colaboraciones se contabilizan desde prácticas formativas hasta el asesoramiento en procesos de selección, pasando por la cesión de espacios o profesionales para cursos o las visitas organizadas a empresas de distintos sectores.

En este sentido, recientemente ha finalizado un curso para trabajar como administrativas que ha permitido a una decena de mujeres hacer prácticas en otras tantas empresas de la ciudad, concretamente en: Academia Albany, Laserdem, Fundación Proyecto Don Bosco, Federación Andaluza de Empresas Cooperativas de Trabajo (Faecta), Naranja y Verde Serigrafía, Fundación Formación y Empleo Miguel Escalera (Forem), Máxima de Bebidas, Hotel Boutique Puerta Osario, Residencia Vitalia Guadalquivir y Grupo Cabezas Romero.

De igual modo, cobran mucho protagonismo en este proyecto todas aquellas acciones dirigidas a fomentar la conciliación y la corresponsabilidad.

Así, además de activar y dotar de una profesión a mujeres alejadas del mercado de trabajo y buscar alianzas con las empresas para generar oportunidades de empleo, con esta iniciativa Cruz Roja también busca promover el cambio de mentalidades para evitar estereotipos de género en la toma de decisiones.

En esta línea, conviene también recordar que la institución humanitaria tiene en marcha la campaña ‘Contrata Sin’, con la que persigue erradicar prejuicios en el mercado de trabajo y eliminar así barreras para la contratación con las que se encuentran grupos de población como  las personas mayores de 45 años y jóvenes (“Sin fecha de caducidad”), mujeres (“Sin género de dudas”) e inmigrantes (“Sin denominación de origen”).