Javier Collado

Dobuss

El Ayuntamiento de Granada ha vuelto a instalar este año un Papá Noel que, con más de 5,5 metros de altura, y ubicado en Puerta Real junto a la Fuente de las Batallas, en el centro de la capital granadina, espera ya las cartas de los niños granadinos.

Según ha informado el Ayuntamiento de Granada en una nota de prensa, con seis metros de ancho, la recuperación de esta figura navideña ha sido posible gracias a la colaboración de Sport Automoción Hyundai, que, en febrero de 2019, celebra el 50 aniversario de su presencia en la ciudad. El alcalde de Granada, Francisco Cuenca, ha agradecido a la empresa «con sello e identidad granadina», su implicación con la ciudad y el hecho de que, desde el primer momento, se haya mostrado dispuesta «a propiciar este espacio de disfrute que, sin duda, es un atractivo más para que la gente se eche a la calle y, sobre todo, para que demuestre su confianza en el comercio más cercano, que genera economía y crea miles de puestos de trabajo en nuestra ciudad».

Así, junto a la figura de Papá Noel -hecha de hormigón y mortero tixotrópico y tallada a mano- se ha instalado un buzón para que los niños depositen las cartas con sus deseos y se han programado distintas acciones festivas y de animación que se desarrollarán durante toda la Navidad. Habrá degustación de productos navideños, propuestas de animación infantil, ambientación musical o un ‘photocall’ navideño para pequeños y mayores.

Acompañado por el propietario de Sport Automoción Hyundai Granada, Miguel García Chinchilla, y por otros directivos de la empresa, el alcalde ha enmarcado la recuperación de esta propuesta navideña -que en anteriores ediciones tuvo gran acogida- en el apoyo al pequeño comercio local «creando en la ciudad un eje repleto de actividades para el disfrute de las familias, con el objetivo de que la actividad económica que generan beneficie al comercio de proximidad».