Javier Collado

Dobuss

Elena Páez. Más de un centenar de menores de los colegios José María Pemán y Dulce Nombre se han sumado hoy a la actividad organizada por la asamblea local de Cruz Roja en Puente Genil para conmemorar el Día Internacional de los Derechos Humanos (DDHH).

Así, el alumnado de 5º y 6º de Primaria de dichos centros educativos se ha concentrado, junto al voluntariado de la institución humanitaria, en el Paseo del Romeral, para mostrar diversas pancartas preparadas por los propios niños y niñas alusivas a los distintos derechos recogidos en la Carta Universal de los Derechos Humanos.

De este modo, además de conocer mejor cuáles son los derechos que todas las personas tenemos, los menores se han implicado activamente en la labor de darlos a conocer a la ciudadanía pontanesa.

No en vano, el alumnado de ambos colegios fue exhibiendo sus pancartas durante toda la ruta, desde la puerta de cada centro educativo hasta el paseo del Romeral, donde un par de estudiantes de una de las escuelas y profesorado de la otra leyeron un manifiesto para recordar la importancia de que se respeten los derechos humanos, en Puente Genil y en todo el mundo.

La misma línea en la que insistió durante su intervención el presidente local de Cruz Roja, Rafael Sánchez, quien comentó además que “es un orgullo y alegría estar hoy aquí rodeado de tantos niños y niñas implicados en construir un mundo mejor. Porque, al fin y al cabo, de eso trata la actividad que hemos organizado hoy”.

Esta iniciativa, que contó con un trabajo previo de sensibilización las pasadas semanas por parte del voluntariado en los colegios, ha sido impulsada desde el departamento de Cooperación Internacional de la entidad, una más de las áreas de actuación que la organización tiene activas en Puente Genil, donde  además de contar con uno de los centros de inmigrantes más grandes de los que tiene Cruz Roja en toda España, desarrolla otras muchas actividades de diversa índole,que van desde el reparto de alimentos y de ayudas de primera necesidad a familias en situación de extrema vulnerabilidad a talleres para personas mayores, pasando por la atención sociosanitaria a mujeres que ejercen la prostitución, apoyo para la búsqueda de empleo, servicios preventivos en materia de socorros y emergencias, trabajo con infancia o las mencionadas campañas de educación para el desarrollo.

“Queremos, y necesitamos, que crezca la gran familia de Cruz Roja en Puente Genil. Hay muchas formas de colaborar, lo importante es disponer de tiempo libre y ganas de contribuir a una buena causa”, apunta Rafael Sánchez..