Javier Collado

Dobuss

CBN. Álvaro Prados Carmona, estudiante de 5º de Medicina en la Universidad de Córdoba, quien ya fuera seleccionado en 2017 para participar en el Hackathon de Elsevier® entre más de 1500 candidatos de todo el mundo, en el que se hizo junto con su equipo con el primer premio por su idea ‘Patient X’ (un simulador virtual de un paciente), ha vuelto a ver premiado su proyecto este año en Londres tras meses de trabajo.

Gracias al éxito generado por la iniciativa Elsevier Hacks’17 (el hackathon que reunió en Finlandia a 16 estudiantes de Medicina de todo el mundo con desarrolladores informáticos para afrontar los retos de la educación médica actual), varios de los equipos participantes fueron invitados a continuar con el desarrollo de sus ideas a través de un programa de incubación durante el presente 2018.

El 19 de julio fueron presentados en Londres los prototipos creados por estos equipos internacionales en un foro específico con profesionales y representantes del sector, siendo galardonado de nuevo con el premio el equipo de Álvaro Prados, a pesar de estar compuesto solamente por tres estudiantes de Medicina y ningún desarrollador informático: Álvaro Prados, España; Alice Leung, Australia; Eliza Van Wulfften Palthe, Países Bajos.

Tras este reconocimiento Prados ha señalado que «Las 48h que pasé en Londres fueron el cierre perfecto de un año que he pasado en el extranjero, más concretamente en Polonia en el marco del programa Erasmus+ que, sin duda, me reafirma en la necesidad de mirar más allá de nuestras fronteras y tratar de buscar las soluciones a los desafíos globales en la colaboración internacional y multidisciplinar.

Definitivamente, la movilidad internacional es una gran oportunidad para el estudiante universitario español y debemos agradecérsela a nuestras universidades, pero es crítico también estar preparado para asumir ese reto. La capacidad de adaptarse, la apertura a diferentes experiencias, y el tener un dominio verdadero de lenguas extranjeras como el inglés son indispensables para poder aprovechar estos programas que permiten sacar el máximo partido a la Universidad y formarse de un modo transversal y humanista».

Alvaro Prados junto al Vicerrector de la UCO, Alfonso Zamorano

Este premio a la innovación tecnológica en la educación médica implica el reconocimiento y una dotación económica para el equipo que les abre las puertas a continuar desarrollando su idea.

Prados ha mantenido un encuentro con el vicerrector de Estudiantes y Programas de Movilidad, Alfonso Zamorano, donde la ha informado de sus proyectos.