Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Elena Páez. El jueves 13 y viernes 14 de diciembre de 2018 se celebrará el Concierto 4º de Abono de la Orquesta de Córdoba: «Es la vida alegría y tristeza», en el Gran Teatro a las 20.30 h.

PROGRAMA
ASTOR PIAZZOLLA (Mar del Plata, 11-III-1921 / Buenos Aires, 4-VII-1992)

  • Concierto para bandoneón, «Aconcagua»
  • Composición: Año 1979 en París.

Contenido

1.- Allegro marcato2.- Moderato
3.- Presto

El bandoneón es donde se proyecta de modo absoluto la personalidad musical de Piazzolla. Con este instrumento inventado en Alemania (bandonion) en el primer tercio del siglo XIX como una derivación de la concertina, consigue una expresividad única entre los intérpretes que se han dedicado a él, con un resultado semejante a la significación que alcanzó Pau Casals con el violonchelo. El impacto que le causó cuando experimentó su sonido por vez primera dice mucho del destino unívoco que se creó de inmediato entre el instrumento y el músico: «Empecé a tocar y lo dejé todo». Las directrices de sus mentores, su compatriota Alberto Ginastera y la gran Nadia Boulanger, terminaron de perfilar su propia voz, proyectada de manera singular en el tango; un baile de pareja y un género musical del que es un consumado maestro.

GERARDO MATOS RODRÍGUEZ (Montevideo, 28-III-1897 / Montevideo, 25-IV-1948)

La Cumparsita.- Composición: 1916 en Montevideo.
Instrumentación: Raúl Jaurena
Estreno: el 19 de abril de 1917 en la Cafetería «La Giralda» de Montevideo por la orquesta del pianista argentino Roberto Firpo.

Gerardo Matos fue un músico aficionado y periodista uruguayo que ha pasado a la historia como autor de la música de La Cumparsita, el tango más universalmente conocido y el que lidera este género nacido en los países ribereños del Río de la Plata, siendo el más interpretado en el mundo a lo largo de sus más de cien años de existencia. Su mayor valor radica en que su música suscita muchas emociones tanto para el que la canta como para el que la baila e interpreta, generando sentimientos de sensualidad, melancolía, nostalgia y drama, curiosamente envueltos en un aire juguetón. El autor de su definitiva adaptación a baile de salón fue Roberto Firpo, quien aconsejó a Matos en tal sentido.

RAÚL JAURENA-Bandoneón

Nace en Montevideo, Uruguay el 26 de agosto de 1941. Comienza sus estudios de bandoneón a la edad de 6 años con su padre Francisco Jaurena y a los 9 años forma parte de la Orquesta infantil de tangos. A los 14 años se convierte en uno de los bandoneonistas jóvenes más relevantes de su tiempo.

Acompaña a grandes figuras del tango como Libertad Lamarque, Hugo del Carril Charlo, Roberto Goyeneche entre muchos otros. En 1970 viaja a Venezuela con su propio grupo y se recorre Latinoamérica. Durante los 80 viaja a los Estados Unidos y se establece en la ciudad de New York. Participa en Conciertos como solista y arreglista en el Lincoln Center, Town Hall Broadway, Teatro

Thalia, etc.
En 1999 se convierte en el primer músico Uruguayo en actuar en la Casa Blanca.
En el 2000 comienza a trabajar con el Maestro Giora Feidman en una serie de programas con música Klezmer y tango realizando largas giras en Europa.
Ganador de los premios ACE (New York)2005, LATIN GRAMMY (New York)2007 con elAlbum “Te amo Tango”.
Ha participado como solista en innumerables Orquestas Sinfónicas del mundo.

PAUSA

PYOTR I. TCHAIKOVSKY (Kamsko-Votkinsk, 7-V-1840 / San Petersburgo, 6-XI-1893)

Sinfonía no 6 en si menor, Op. 74 “Patética”

Composición: 1893.

Dedicatario: Vladimir Davydov (sobrino y amante)

Estreno: 28 de octubre de 1893 en la Sala de Reuniones de la Nobleza de San Petersburgo, en un concierto organizado por la Sociedad Musical Rusa.

Contenido

1. Adagio – Allegro non troppo2. Allegro con grazia
3. Allegro molto vivace
4. Finale:Adagio lamentoso

La Sinfonía «Patética» de Tchaikovsky es un referente indiscutible del sinfonismo romántico. Estrenada nueve días antes de la muerte del compositor, su sobrenombre se debe a su hermano Modest, con la intención inicial de darle un sentido apasionado y emotivo, nada trágico. La consideración más difundida sobre la intencionalidad del autor en esta obra es que tiene un carácter programático, que refleja retrospectivos aspectos autobiográficos . Sin lugar a dudas, es una de las grandes obras maestras de todo el repertorio orquestal y la culminación del sinfonismo de Tchaikovsky.