Recogida de alimentos/ Imagen: Atresmedia

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

La Gran Recogida de Alimentos celebra desde este viernes, 30 de noviembre, una nueva edición para la que necesita un total de 130.000 voluntarios y con el objetivo de llegar a reunir 22 millones de kilos de alimentos no perecederos que se destinarán a miles de familias españolas en situación de precariedad alimentaria.

En esta ocasión, la cita con la solidaridad se prolongará hasta el 1 de diciembre, aunque en Madrid y otros puntos de España continuará hasta el domingo 2, con el lema ‘Sé Protagonista. Participa en la historia’. Como en ediciones anteriores, esta iniciativa se pone en marcha gracias a la Federación Española de Bancos de Alimentos (FESBAL), junto a los 55 bancos que la integran y se ha marcado el objetivo de recoger más de 22 millones de kilos de alimentos no perecederos.

Para lograr su objetivo, necesitará la ayuda de 130.000 voluntarios para atender más de 11.000 puntos de donación en supermercados, hipermercados y tiendas de alimentación.

Será necesario que los voluntarios dediquen cuatro horas de su tiempo a motivar al público a hacer sus donaciones e informarles sobre el tipo de alimentos que más se necesitan para la cesta básica en los puntos de donación habilitados al respecto en todo el territorio nacional.

Posteriormente también se necesitará la ayuda de los voluntarios para que clasifiquen los donativos que llegan a los Bancos de Alimentos y repartir los alimentos por productos similares en bolsas de 6 kilos que serán entregados posteriormente a las organizaciones beneficiarios con las que trabajan, quienes finalmente los entregarán a las familias más necesitadas o los cocinarán en los comedores sociales a aquellas personas desfavorecidas que acudan a comer en sus instalaciones.