Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

CBN. En la tarde de ayer, Ana Naranjo y David Moscoso, candidatos números 1 y 2 de Adelante Andalucía por Córdoba se reunieron con representantes de las AMPAS de los centros educativos Fernán Pérez De Oliva, Los Califas, Juan Mena, Distrito Sureste, Santuario y también con representantes de la plataforma “Los Niños del Sur”, expresando su compromiso de escuchar sus demandas en relación al sistema educativo público andaluz.

La reunión funcionó como herramienta corroborativa en lo que se refiere al espacio de coincidencia de estas asociaciones con las propuestas que Adelante Andalucía incorpora e integra en un programa participado por colectivos como “Las Escuelas de Calor”, junto a, en general, los colectivos de AMPAS, pertenecientes a una amplia diversidad de centros educativos, sindicatos y colectivos sociales de Andalucía.

Tanto los representantes de las citadas AMPAS, como los candidatos por Córdoba de Adelante Andalucía, coincidieron en «la necesidad de defender la escuela pública y, en consecuencia, aumentar la inversión, tal y como esta formación recoge en su programa, garantizando el blindaje de un suelo mínimo de un 5% del PIB que permita avalar y asegurar una educación pública de calidad desde los 0 a los 16 años».

Desde las AMPAS se puso de manifiesto la necesidad por parte de la Administración Pública de potenciar y publicitar la escuela pública en el periodo de campaña de escolarización, al tiempo que se hizo extensiva la demanda relativa a la apertura de centros educativos en horario no lectivo, tardes y fines de semana, para que puedan figurar y permanecer, así, a disposición de la comunidad educativa.

Además, otra de las peticiones de las AMPAS giró en torno a la necesidad de alcanzar una mayor implicación de la comunidad educativa en las decisiones que afectan al currículum formativo y, en general, al desarrollo de la vida en los centros, entendida fundamentalmente como medida paliativa contra la LOMCE. Una norma que, en su desarrollo, asigna cada vez más funciones al director, de la misma manera que establece relaciones jerárquicas más que colaborativas como sucedía con carácter anterior a esta Ley Orgánica 8/2013.

Ambas partes han puesto de manifiesto su respaldo al blindaje de la educación pública andaluza, a través de una financiación mínima del 5% con respecto al PIB y la puesta en marcha de la Ley de Bioclimatización de los edificios en centros educativos, la misma sobre la que se trabajó activamente durante la anterior legislatura y que no pudo salir adelante en el Parlamento de Andalucía, como consecuencia del adelanto electoral.