Imagen: El Español.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Todos los años, las asociaciones municipales de todo el mundo permiten que los sin techo tengan un lugar donde dormir en los meses invernales. Tener un lugar caliente y estable donde poder dormir, permite que la mortalidad de los más desfavorecidos se reduzca. Esto mismo también sucede, dependiendo del país y de la ciudad, con los animales que padecen el mismo problema.

En el caso de los animales sin dueño, lo más probable es que terminen vagando por las calles y finalmente acabar en una perrera, con su inevitable final. Estos animales son los grandes olvidados de la sociedad y, por ello, cualquier gesto en pro de su bienestar se recibe con gran cariño.

A continuación conocerás un acto muy bondadoso realizado por parte de IKEA. Los hechos suceden en Catania, una de las ciudades de la isla deSicilia (Italia), donde la multinacional permite a los canes estar en su interior durante las noches. De ese modo evitan que los animales pasen frío, sufran malos tratos, etcétera. Este gesto tan maravilloso no acaba aquí, puesto que durante la jornada de trabajo, también les está permitido estar ahí y permiten que los trabajadores les alimenten.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Adoro gli svedesi per questo: con Ikea anche i randagi hanno una casa 🏠❤️ 🐶

Una publicación compartida de Vale.Ant (@valeria_antipatico) el

El fenómeno se ha hecho viral en las redes sociales y ha sido elogiado en todo el mundo, hasta el punto de que más de un perro ha sido adoptado por algunos de los clientes.

También cabe mentar que estos hechos tan bonitos, suceden justo cinco años después de que esta misma tienda de IKEA saltara a la palestra por unos vídeos donde aparecían perros que morían envenenados en el propio parking del establecimiento.

De manera opuesta a la decisión actual tomada por la tienda de Catania, nos encontramos con la política en cuanto a animales de las tiendas IKEA españolas y las de la matriz en Suecia, en la que no permiten entrar animales atados ni tampoco dentro de un transportín.

De una manera u otra, esta campaña en beneficio de los animales (y en beneficio de su publicidad), les vendrá muy bien para mejorar su imagen en Italia y ojalá, también, para que el resto de centros de todo el mundo replanteen su política de entrada a los canes.