Interior de tren Altaria.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

CBN. Hacía más de tres años y medio que un tren no salía desde Granada dirección Madrid. El servicio se interrumpió con motivo de las obras del AVE que no estarán finalizadas, según la última previsión, hasta el mes de junio.

A las 7:35 de esta mañana partía de la estación Andaluces un Talgo con 65 personas dirección a la estación madrileña de Chamartín. Este trayecto ha requerido hasta ahora, de trasbordos en autobús, lo que ha supuesto el «aislamiento ferroviario» de la provincia granadina con los principales destinos.

Este servicio conectará a diario ambas ciudades por vía convencional a través de Linares-Baeza (Jaén).

Los billetes para este servicio se han estado vendiendo con una promoción especial de lanzamiento durante las dos primeras semanas que permite viajar en clase Turista a un precio reducido de 20 euros entre Granada y Madrid; 15 euros entre Linares y Madrid y diez euros entre la capital granadina y Linares. Esta promoción estará en vigor hasta este domingo día 25 y es válida para viajes que se realicen hasta el próximo 3 de marzo de 2019.

La puesta en marcha de este tren Talgo permite «recuperar la conexión ferroviaria directa entre Madrid y Granada», ha especificado Renfe, que ha detallado que el tiempo de viaje desde la ciudad de la Alhambra hasta la estación de Atocha Cercanías, en el centro de la capital, será de cinco horas y ocho minutos en el caso del Talgo de la mañana y cinco horas y 15 minutos en el de la tarde. La conexión Linares-Madrid Atocha se realizará en tres horas.

El servicio Granada-Madrid se prestará con un tren Talgo formado por seis coches en clase Turista y dos para Preferente, con una oferta de 210 plazas. El tren dispone de coche cafetería, servicio de audio y vídeo para emisión de película y/o documental. En clase Preferente el viajero contará, además, con prensa y bar móvil, así como acceso gratuito a las Salas Club de Atocha y Chamartín antes de la salida del tren.