Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Redacción. Los delegados de Conocimiento y Empleo, Manuel Carmona y de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Francisco de Paula Algar, han participado esta mañana en un curso sobre líneas eléctricas, dirigido a agentes de Medio Ambiente, del Seprona de la Guardia Civil, de la Unidad del Cuerpo de la Policía Nacional Adscrito a la Junta, y Técnicos en Biodiversidad y Gestión de Espacios Naturales. En este acto han estado acompañados por el teniente coronel de la Guardia Civil, Juan Carretero.

El objetivo de esta iniciativa ha sido explicar la normativa existente tanto para el mantenimiento o instalación de líneas eléctricas como para la protección de la avifauna así como hablar de las acciones que se están poniendo en marcha por parte de las administraciones y de la propia compañía de distribución, Endesa. Al final de la jornada los participantes han podido conocer in situ la práctica realizada en la vía pecuaria Cañada Real Soriana, entre la zona Higuerón-Villarrubia.

Ambos delegados han explicado que la problemática de los tendidos eléctricos y las aves viene de lejos y que el desarrollo y el creciente consumo de energía eléctrica, hacen que torretas y cables sean componentes habituales de nuestro paisaje, con los que convivimos al igual que lo hacen muchos animales silvestres que interaccionan con estas instalaciones.

Con esta jornada se trata por lo tanto, ha matizado Carmona, “de habilitar fórmulas que compaginen la seguridad y mantenimiento de estas redes y del suministro que ofrecen con la pervivencia de las aves. Hay que tener en cuenta que en la península Ibérica, la cigüeña blanca es la causa más importante de las interrupciones del suministro eléctrico en las líneas aéreas de media y alta tensión, originadas directamente por la electrocución de la propia cigüeña o indirectamente a través de sus nidos”.

El delegado de Empleo ha destacado que en Córdoba “hemos tratado siempre de consensuar medidas para intentar resolver o minimizar los daños causados a los tendidos eléctricos; “con el fin primero siempre de el respeto al medio ambiente, pero también con el deber de garantizar una calidad de suministro eléctrico acorde a las exigencias administrativas y sociales de hoy en día”.

Es por eso, ha concluido que “desde hace tiempo se viene trabajando a partir del consenso y de recavar participación de las administraciones competentes, Mediambiente y Empleo, y la compañía suministradora, Endesa. Conjuntamente se han llevado a cabo una serie de actuaciones de muy diversa índole como: Colocación de protecciones aislantes en el cableado; cambio de ubicación de nidos desde torres de suministro a báculos separados siempre con la autorización previa de Medioambiente; o colocación de elementos que impiden la nidificación en otras torres, algunos de ellos totalmente innovadores (en veleta) que funcionan”.

Todas estas acciones, ha insistido este responsable, “han tenido efecto positivo sobre la calidad del suministro eléctrico y es más, la propia Endesa ha denominado estas acciones en su conjunto como “solución Córdoba”

El delegado de Medio Ambiente, por su parte, ha puesto de manifiesto mediante cifras, la problemática que para la avifauna suponen los tendidos eléctricos: “de 2013 a 2017 han sido 242 aves fallecidas bien por colisión o electrificación en nuestra provincia, destacan especies como el Águila Imperial (3) Búho Real (41) Busardo Ratonero (43) Cernícalo Primilla (36) o Avutarda (2) entre las más destacables”. Algar ha expresado la necesidad de compatibilizar la protección de la avifauna con el desarrollo de la actividad humana “y por eso es necesario que se conozcan las condiciones que deben cumplir las líneas e identificar las que no cumplen para aumentar esa protección”.