setas
Coger y comer setas, otro de los placeres del otoño.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Redacción.  Hasta el 21 de diciembre quedan prácticamente 4 semanas para disfrutar de la provincia cordobesa y viajar a aquellos rincones a los que, el calor, no nos deja ir durante la temporada estival.

Y existen un gran número de propuestas para disfrutar de una de las estaciones menos esperadas pero que, sin embargo, ofrece paisajes y actividades que harán amar el otoño conociendo  fondo nuestra provincia.

Parque Natural Sierra de Hornachuelos
Parque Natural Sierra de Hornachuelos. / Foto: ruralia.com

Escapada rural a la Sierra de Hornachuelos. Al igual que el Parque de Cardeña y Montoro, el Parque Natural de Hornachuelos está enclavado en la Sierra Morena Cordobesa.  Cualquier momento del otoño es idóneo para dejarse embaucar por los hermosos paisajes que esconde el Parque, bañado por los ríos Bembézar, Guadiato y Retortillo. Encinares y alcornocales sobre los que vuelan el buitre negro y leonado, águilas reales y cigüeñas. Y a la sombra de cualquier árbol no será difícil contemplar los linces ibéricos, lobos o jabalíes. Todo un placer para los sentidos para disfrutar en familia o con los amigos.

Vía verde de la Subbética.
Vía verde de la Subbética.

Senderismo por la Vía verde de la Subbética. Levantarse un domingo de otoño, ver el sol, calzarse unas buenas zapatillas y salir a recorrer la Vía Verde de la Subbética es otro placer que nos regala esta estación del año.  La Vía Verde de la Subbética discurre durante 58 kilómetros por el sur de la provincia de Córdoba siguendo el trazado del antiguo Tren del Aceite.

La Vía Verde, entre el río Guadajoz  y la Estación de Camporreal nos acerca a pintorescos pueblos como Luque, Zuheros, Doña Mencía, Cabra, Lucena, Moriles, Aguilar de la Frontera y Puente Genil. La prolongación de esta ruta por las vecinas tierras de Jaén completan una increíble Vía Verde de 112 Km.

cueva murcielagos zuheros
Cueva de los murciélagos de Zuheros. / Foto: Ayto. Zuheros.

Visitar la Cueva de los murciélagos. A cuatro kilómetros de Zuheros se encuentra la Cueva de los Murciélagos, denominada así por estar habitada por estos mamíferos. Conocida arqueológicamente en toda Europa, es uno de los yacimientos Neolíticos más importantes de Andalucía y el primero en encontrarse arte del Paleolítico Superior en el interior de nuestra comunidad. Una cueva accesible, previa reserva,  que no podemos dejar de visitar durante el otoño.

Belmez castillo
Castillo de Belmez. / Foto: ayuntamiento de Belmez.

Hacer la ruta de los castillos. Desde Alcolea hasta Zuheros, la provincia de Córdoba está coronada por infinidad de castillos y fortalezas que bien podemos visitar durante los meses de otoño.  El Alcázar de los Reyes Cristianos, el Castillo de la Isabela de Alcolea, el castillo de Almodóvar, Belmez, Bujalance, Espejo, Espiel, Luque, Montemayor, Posadas, Rute o Zuheros, el Palacio de los Condes de Santa Ana de Lucena, y un sinfín de fortalezas que sobrevivieron al pasar del tiempo y que hoy engalanan nuestros pueblos. 

 

 

setas
Coger y comer setas, otro de los placeres del otoño.

Salir al campo a coger setas. Otra propuesta que nos hace el otoño es gastronómica. Y es que en el otoño la provincia de Córdoba cuenta con diferentes entornos a los que salir a respirar aire puro y recoger aquellos hongos con los que luego preparar un buen plato otoñal. Una buena opción es el pueblo de Espiel, situado al norte de la provincia de Córdoba, en plena Sierra Morena. Aunque la vegetación natural son los encinares, en los pinares de repoblación los aficionados a la micología pueden encontrarse los apreciados níscalos de color típicamente anaranjado.

En definitiva, el otoño se lleva las hojas pero trae hasta Córdoba un sinfín de actividades para todos los gustos y para todas las edades, para disfrutar en familia o entre amigos. Una estación que, aunque tiene sus detractores, cuenta con muchos atractivos. Y es que ¿quién dijo que Córdoba solo era en mayo?