Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Una de las lagunas de Cañada del Hoyo, en Cuenca, está viviendo un proceso natural por el cual las bacterias tiñen sus aguas durante unos días. Esta transformación ha sorprendido a los vecinos y las imágenes se están volviendo virales en las redes sociales.

Las lagunas de Cañada del Hoyo están a unos 40 kilómetros de la ciudad de Cuenca. Son cinco lagunas y dos lagunillos, y el complejo fue declarado Monumento Natural por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.