El doctor Noval y su equipo tras la operación de reasignación de sexo/ Imagen: Quiron Salud

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

El doctor César Noval ha realizado una cirugía ‘pionera’ de transición de sexo de mujer a hombre. Ha transformado el cuerpo y la cara de una persona para masculinizarla por completo. La operación, que ha durado 17 horas, se ha realizado en un hospital de Valencia.

La hazaña, reunir todos los pasos quirúrgicos en una única intervención, que ha constado de ocho fases y ha requerido de dos equipos de profesionales principales, ya que se ha prolongado durante 17 horas. En concreto en la operación se ha hecho una mastectomía, se han retirado los ovarios y el útero, se ha extraído piel del antebrazo con la que se ha construido el pene, se ha adaptado la uretra y se ha masculinizado el rostro. La intervención ha sido valorada como ‘muy exitosa’ y se ha logrado la ‘funcionalidad sexual’ del paciente.

El doctor Noval ha asegurado que llevar a cabo la cirugía de mujer a hombre en un solo tiempo quirúrgico permite reducir los riesgos de cada una de las intervenciones, minimiza las complicaciones de cuatro anestesias y, además, resulta beneficioso psicológicamente para el paciente, que a nivel mental es inimaginable lo que sufre durante estos procesos prolongados en el tiempo.

El primer procedimiento fue la elevación del colgajo del antebrazo, cuya piel, venas y arterias se emplearon para construir el pene. En otra fase de la intervención, el tejido de los labios mayores se han empleado para elaborar los testículos y el de los labios menores se ha convertido en una uretra membranosa.

Mientras un equipo realizaba la transposición del clítoris y la creación del escroto y de la uretra, el segundo suturó la mastectomía, que se trata de extirpar las glándulas mamarias.

El procedimiento también ha incluido, en su octava fase, la masculinización facial, por la que se ha sometido al hombre a una rinoplastia. La apariencia del rostro es una cuestión por la que se discrimina mucho a las personas transexuales. También ha hecho hincapié en que hay que masculinizar sin cambiar la cara, porque sino el entorno entiende la transición como un cambio y no como una transición.

El especialista ha reivindicado que detrás de la transición de sexo hay una problemática social muy alta, por lo que la intervención no es, simplemente, una cirugía estética. Así, ha puesto el foco en que las personas que nacen en el cuerpo del sexo contrario sienten un complejo que les lleva a no encontrar trabajo.

El doctor Noval ha subrayado que, antes de cualquier intervención, se debe llevar a cabo un ‘abordaje psicológico’ de los pacientes y se debe realizar una experiencia de vida real, hasta que se sientan confortables, ya que es un procedimiento ‘irreversible’.

En este proceso, es imprescindible el apoyo familiar y del entorno.También ha destacado que es ‘fundamental acudir a asociaciones LGTBI’. En el caso concreto de esta persona, lleva 15 años viviendo como un hombre y tres en tratamiento hormonal. Además, es sano, no fumador, sin adicciones y estaba preparado psicológicamente. Sin embargo, no ha contado con apoyo familiar, aunque sí del espectacular apoyo de la familia de su esposa.

Finalmente, el doctor ha puesto en valor la labor de las asociaciones LGTBI, que ‘lo están haciendo muy bien para visibilizar’ a las personas transexuales.