Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

La fuerza de las olas, que en el norte de Tenerife llegaron a alcanzar hasta seis metros, han sido las responsables de que en Garachico se cortara al tráfico la carretera de acceso por la costa, la TF-42, y de que fueran evacuadas de sus casas a lo largo de la noche del sábado al domingo un total de 39 personas, después de que se rompiera el balcón de una tercera planta.

Las evacuaciones se extendieron a otros puntos, como la localidad de Tacoronte o Adeje, al sur de la isla, donde las olas rompieron la cristalera del restaurante de un hotel donde cenaban varias personas, ninguna de las cuales resultó herida.