Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

El presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Ricardo Blázquez, ha aseverado este lunes que «la Iglesia reconoce abiertamente los abusos de diversa índole y tiene la firme decisión de erradicarlos».

Así lo ha asegurado durante la sesión inaugural de la Asamblea Plenaria de los obispos en la que ha dado las gracias a las víctimas de abusos sexuales en el seno de la Iglesia por su «valentía al denunciarlos», porque «ayudan a la Iglesia a tomar conciencia de cuanto ha ocurrido y de la necesidad de reaccionar con decisión». Este discurso se produce días después de que el secretario general de la CEE, José María Gil Tamayo, admitiera que Iglesia y sociedad habían guardado en el pasado «un silencio cómplice» con los casos de abusos sexuales a menores.

«No se deben encubrir los abusos ni darles una respuesta equivocada», ha enfatizado Blázquez, quien ha advertido de que el pecado, además de poseer una dimensión individual, «hiere a la Iglesia y causa daño a otras personas». No obstante, Blázquez subraya que «no es legítimo abrigar sospechas sin fundamento» y agradece la dedicación «paciente» de tantos cristianos, ministros, consagrados y laicos.