Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Elena Páez. Los escritores Luis Alberto de Cuenca y Jon Juaristi han sido los protagonistas de la última de las sesiones de las Jornadas de Otoño de la Fundación Ricardo Delgado Vizcaíno. Presentados por el presidente de la Fundación, Santiago Muñoz Machado, como dos de los hombres más cultos de España, ambos han conversado sobre la naturaleza de su poesía y de su obra y sobre sus coincidencias como “hombres de acción” que se dedican a escribir poemas. El periodista de ABC Jesús García Calero ha ejercido de moderador en la amena charla entre los dos poetas. García Calero ha introducido la conversación aludiendo a la intensa vida académica, cultural e incluso política que han tenido los dos protagonistas de la jornada y les ha invitado a que expresen su concepción de la poesía y a que leyeran algunas de sus creaciones.

Tanto Cuenca como Juaristi han hecho vibrar al público recitando una veintena de poemas y han defendido que la poesía no tiene por qué ser un hecho reflexivo y cerrado. Luis Alberto de Cuenca ha señalado que “la poesía no es un arte contemplativo y no hay contradicción entre acción y poesía”. Juaristi, por su parte, ha expresado que ambos disfrutan de la poesía sin sufrir. Los dos poetas tienen una vida muy parecida, pues a su labor como escritores suman cargos importantes: los dos han dirigido la Biblioteca Nacional, Luis Alberto de Cuenca fue secretario de Estado de cultura y Jon Juaristi, director del Instituto Cervantes.

Cuenca y Juaristi han coincidido en que se divierten haciendo poesía y han expresado que el reto de su obra está marcado por esa circunstancia: “Para mí es decisivo escribir versos, mi obra en general depende de mi obra poética”, ha expresado Cuenca. El grado de complicidad entre ambos ha hecho vibrar al público con sus lecturas dedicadas y con el relato de anécdotas. La amistad, la naturaleza, el estado de las letras en España, los referentes históricos, el humor y la vida cotidiana han sido el fundamento de algunos de los versos que han leído ante un auditorio entregado a sus obras.

El grupo Artean Esemble ha puesto en escena un espectáculo muy singular con textos basados y extraídos de la obra de Federico García Lorca, así como de sus declaraciones, cartas, entrevistas y de los numerosos documentos bibliografías y artículos escritos sobre el poeta. Así, las canciones populares de Lorca se han adaptado y recuperado de forma sintética, breve y poética. ‘Las nanas’, ‘Los cuatro muleros’, ‘La Tarara’, entre otras creaciones, han sido representadas como recuerdo de la fascinación que ejercían sobre el poeta granadino los sonidos populares, la esencia del flamenco y las vanguardias que venían de Europa y que conoció de la mano de Manuel de Falla. Artean Esemble son Manuel Maestro, en la dirección artística y en el papel de García Lorca; Davíd Gálvez, en la dirección musical y actuando como pianista; Quiteria Muñoz, como Lorca niño; Sonsoles Espinosa, en el papel de Lorca poeta; Iosu Yeregui, en la figura de Lorca Músico, y Marisol Boullosa, como Lorca Dramaturgo.