Imagen: Telecinco

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Ante el imparable avance de miles de migrantes centroamericanos hacía Estados Unidos, el secretario de Defensa, James Mattis, se ha ido hasta la frontera en Texas. Ha estado con las tropas desplegadas en la zona, cuya misión es impedir la entrada de los inmigrantes.

Un empresario mexicano, que prefiere mantenerse en el anonimato, ha proporcionado autobuses para trasladar a estas personas hasta la frontera. Gracias a la solidaridad de este hombre, unas 300 personas han llegado ya a la frontera. Son miles los inmigrantes que se agolpan a las puertas de Estados Unidos, con la esperanza de poder reencontrarse con su familia al otro lado de la valla.